La seguridad alimentaria es importante para garantizar la continuidad de tu restaurante. Sin embargo, entendemos que definitivamente habrá desafíos al tratar de llevarla a la práctica. Hemos identificado estos desafíos y te proporcionamos algunos consejos sobre cómo superarlos.

Desafío 1: Inversión en Tiempo y Dinero

Encontrar el tiempo y el dinero iniciales para invertir en capacitación del personal y equipo de cocina adecuado (buenas ollas, un horno espacioso, etc.) puede ser complicado.

Solución: Aunque puede ser costoso al principio, la capacitación y las herramientas tienen beneficios a largo plazo para tu establecimiento. Son inversiones importantes: lo último que necesitás es un incidente de seguridad alimentaria causado por la falta de higiene del personal o el uso inadecuado del equipo. Esto afectará severamente la reputación de tu negocio e incluso puede ocasionar pérdidas monetarias mucho mayores.

Desafío 2: Lenguaje y cultura

Tu personal puede provenir de diferentes nacionalidades y culturas donde existen distintos estándares de prácticas de manipulación de alimentos.

Solución: El papel del jefe de cocina es formular e implementar estándares de seguridad alimentaria que sean universalmente aceptables y esto también incluye recetas estandarizadas para todos los platos. Las normas deben transmitirse claramente al personal de la cocina a través de un programa de capacitación adecuado.

Desafío 3: Educación y alfabetización 

El personal de tu cocina puede tener diferentes niveles educativos y puede que no comprenda la causa y el efecto de sus acciones. Cada miembro del equipo debe ser consciente de su papel en el desarrollo de las actividades del restaurante para que este funcione adecuadamente.

Solución: Realiza capacitaciones o escribe las recetas de la manera más simple posible. Incluye más representaciones visuales y usa más acciones para demostrar diferentes prácticas de seguridad alimentaria.

Desafío 4: Conciencia del personal

Es posible que tu personal de cocina no esté completamente consciente de los posibles contaminantes que pueden crecer en los alimentos y cómo prevenirlos.

Solución: Es responsabilidad de los miembros superiores del equipo de cocina comprender primero los factores que conducen al crecimiento de microorganismos y luego compartir la información con el resto del personal de la cocina. Esta información se puede compartir a través de ayudas visuales (por ejemplo, AATTOH) junto con los pasos necesarios para contrarrestar el crecimiento de microorganismos.

Haz clic aquí para obtener más información sobre el modelo AATTOH.

Desafío 5: Proveedores

Es casi imposible controlar si el proveedor o distribuidor de los productos alimenticios está observando los estándares de seguridad alimentaria adecuados que nosotros buscamos.

Solución: Compra solo a proveedores confiables con un buen historial. Establece relaciones con los proveedores basadas en la confianza y visitá su planta de vez en cuando para verificar las instalaciones, al tiempo que aprovechás la oportunidad para mejorar tus relaciones. Otra forma de saber sobre tu proveedor es a través del boca a boca o viendo los resultados de su auditoría.

Desafío 6: Clientes de alto riesgo en tu restaurante

Hay una mayor probabilidad de contraer enfermedades transmitidas por alimentos entre los clientes más vulnerables, como los niños pequeños, las mujeres embarazadas y las personas mayores.

Solución: Trata a cada persona como un cliente de alto riesgo. Por lo tanto, es importante cumplir con las normas de seguridad alimentaria en todo momento. El monitoreo estricto y los controles constantes instarán al personal de la cocina a mantenerse alerta y estar alerta.

Desafío 7: Alta rotación del personal

La alta rotación del personal es algo natural en el sector de la restauración. Esto conduce a un círculo vicioso de recontratación y recapacitación de personal interminable sobre los estándares de seguridad alimentaria.

Solución: En primer lugar, haz todo lo posible por retener a los buenos empleados a través de factores de motivación como reconocimientos, cumplidos o recompensas para el personal de alto rendimiento. Asegurate de que siempre estén comprometidos, aprendiendo y desarrollando sus habilidades. Además, puedes crear un plan de estudios estándar y eficiente para que los nuevos miembros se pongan al día rápidamente y pasen la responsabilidad a los miembros superiores del equipo para llevar a cabo éstas capacitaciones de incorporación.

Si tienes un presupuesto ajustado, asegurate siempre de que se asigne una cierta cantidad a la seguridad alimentaria. Existen métodos eficientes y rentables para practicar la seguridad alimentaria. Lo más importante de todo es contar con la actitud correcta y la voluntad de hacerlo.