Higiene Personal

La higiene personal es una de las principales causas de contaminación de alimentos. Sin embargo, muchas veces no se le da la prioridad que merece cuando se trata de seguridad alimentaria. Observar la higiene del personal de cocina es crucial para prevenir la contaminación de los alimentos. Empecemos por lo más básico: la vestimenta.

Vestimenta

 

·       Uniformes – Cada miembro del equipo debe usar un uniforme limpio y solo colocárselo al llegar al lugar de trabajo.

·       Delantales – Es necesario contar con un delantal diferente para cada estación de trabajo (por ejemplo, uno para mariscos y otro para vegetales).

·       Guantes – Se deben usar diferentes guantes desechables para manipular diferentes tipos de alimentos y para manipular alimentos crudos o cocidos.

·       Calzado – Deben cubrir el pie por completo y ser antideslizantes.

Prácticas de higiene

Además de contar con la vestimenta adecuada, hay mucho que podemos hacer para mejorar la calidad de la higiene de nuestros alimentos. Recomendamos que cada mañana se realicen chequeos para asegurar que cada miembro del equipo mantiene una higiene personal rigurosa.

Evita:

Intenta:

Estornudar sobre la comida.

 

Mantener tus uñas cortas y limpias

Rascar tu cuerpo al cocinar o servir.

Mantener tu cabello y barba impecable. El cabello o vello largo debe estar siempre recogido.

 

Frotar tu cara o nariz.

Lavar tus manos frecuentemente con agua y jabón.

 

Introducir tus dedos en nariz u orejas.

Trabajar sobre superficies limpias.

 

Limpiar el sudor con las manos.

Usar diferentes tablas y cuchillos para alimentos crudos y cocidos.

Usar accesorios además del uniforme.

 

Ir al trabajo si estás enfermo.

 

Consejos de seguridad en la cocina

La cocina puede convertirse en un verdadero caos durante las horas de mayor tráfico y lo último que necesitas es que ocurra un accidente. Sigue estos consejos para reducir el riesgo de cualquier eventualidad:

·       Trabaja sin prisa: Evita correr dentro de la cocina. Es cierto que hay que cocinar y servir rápidamente, pero mantener la calma y la compostura acelerará el proceso más que cualquier carrera – además de evitar accidentes o confusiones innecesarias.

·       Mantén un ojo en la hornilla: Nunca dejes las hornillas sin atención – un pequeño fuego puede convertirse rápidamente en un incendio.

·       Se cuidadoso con el gas: Cuando la hornilla no esté en uso, apaga el gas para evitar explosiones o incendios.

·       Almacena los objetos peligrosos con cuidado: Evita dejar objetos afilados o calientes en lugares expuestos o rincones ocultos. Durante las horas peak, estos objetos podrían causar heridas severas. Mantén todo en un lugar seguro y visible.

·       Usa las herramientas adecuadas: Los utensilios están diseñados para funciones específicas. Usa cada uno de la manera correcta para prevenir accidentes.

·       Mantén un botiquín de primeros auxilios cerca: Siempre es conveniente tener un kit de primeros auxilios y un extintor a la mano. ¡Revisa cuidadosamente las fechas de vencimiento!

El chef no es el único que debe estar atento en la cocina: cada miembro del equipo tiene un rol que cumplir. La disciplina y la atención pueden prevenir muchos accidentes e incluso salvar la vida de un compañero.