Evalúa tu menú con la finalidad de mantenerlo siempre atractivo para tus clientes, con preparaciones nuevas e ingredientes sabrosos.

Para armar tu menú es necesario definir algunos aspectos
• ¿Cuál es el público del restaurante?
• ¿Cuál es el precio que los clientes están dispuestos a pagar por la comida?
• ¿Cuál es el tipo de restaurante (vegetariano, carnes, sándwiches, italiano, etc.)?

Disfrace los precios: Generalmente los restaurantes ponen todos los precios de sus platos alineados a la derecha, uno abajo del otro, lo que facilita la comparación de precios y favorece la elección de platos más baratos. Para que eso no ocurra, es mejor  tener los precios dispuestos al final de la descripción de cada plato. Otra sugerencia importante es que los precios nunca deben ser redondos. Si el precio del plato es $ 30,00, la sugerencia es que se coloque $ 29,80, para crear una percepción de que el plato es más barato, siendo más propensas a consumirlo. 

Diseño del menú: El diseño es crucial. La mejor opción es un diseño simple. Sólo hay que poner fotos si son más hermosas que el propio plato. Un menú de doble página es siempre la mejor opción para conducir al cliente hacia los mejores platos y nos permite colocar los productos más rentables en las mejores partes, como la esquina superior derecha.

Actualización del menú: la actualización del menú es muy importante y el cliente percibe la preocupación en la búsqueda de novedades. Sin embargo, los platos considerados “estrellas”, “especialidades de la casa” y los más vendidos deben ser mantenidos, pues ellos van a garantizar la identidad y el lucro de tu negocio.

Para darle mayor importancia a tu menú sin hacer grandes alteraciones, tenemos algunas sugerencias prácticas y ampliamente utilizadas en los restaurantes actualmente:

  • Plato del Día: Es un plato especial que se presenta en días fijos. Eso facilita la orden de compra y la operación en la cocina.
  • Menú Ejecutivo: Es una comida completa que consiste en entrada, plato principal y postre, por un precio fijo, por lo general más barato que el menú a la carta.
  • Recetas especiales: Es importante utilizar recetas especiales para las fechas conmemorativas (Día de la Madre, Semana Santa), por lo que es más fácil predecir tus compras y mantener las opciones innovadoras para tu menú.
  • Sugerencia del Chef: Es una creación del chef que se puede utilizar para llamar la atención (platos más sofisticados o de temporada) o para utilizar un ingrediente en exceso en el stock.
  • Las frutas de temporada: Mantén en tu menú la opción de “Frutas de temporada” por lo que siempre puede cambiar  tu opción de postre. Es importante que el camareiro esté informado sobre cual es la
    fruta servida cada día.